SOL PÉREZ: LA ELECCIÓN DE SU ROPA, SUS ESCOTES Y UNA LUCHA CUERPO A CUERPO CONTRA EL MACHISMO EN LA TELEVISIÓN

A pesar de sus múltiples logros profesionales, la conductora, actriz y ex "chica del clima" no deja de recibir críticas

Pese a los cambios positivos que vino experimentando la sociedad en cuestiones de género durante los últimos tiempos, muchas mujeres deben seguir peleando contra los prejuicios de quienes las atacan solo por ser lindas o por mostrar su cuerpo. Tal parece ser el caso de Sol Pérez quien, a pesar de haber dado sobradas muestras de su talento y personalidad, se ha convertido en el blanco de todas las críticas.

Sí, es verdad: Sol tiene un cuerpo voluptuoso y muy trabajado, gracias al cual ha logrado gran popularidad a través de las redes sociales. ¿Acaso hay algo de malo en eso? Pero también es dueña un carisma con el que ha traspasado la pantalla. Y cuenta con una "lengua filosa" con la que es capaz de enfrentar a todo aquel que quiera atacarla.

Desde que acaparó la atención de los medios, pasando de ser "La Chica del Clima" de TyC Sport a figura del Bailando 2017, Sol no ha parado de trabajar. Hoy se luce como conductora en Tarde pero Temprano y Gossip (Kzo), es panelista en Involucrados (América), hace radio en Show Attack (Radio Uno) y se prepara para encabezar la nueva obra de Carmen Barbieri en Mar del Plata.

Sin embargo, el éxito de Sol parecería molestar a muchos que, ya sea por un motivo o por otro, no permiten que pueda disfrutar de sus logros en paz. El último escándalo en el que se vio involucrada tuvo que ver con el vestido que utilizó el último lunes en la entrega de los Premios Martín Fierro de Cable y que fue destrozado, entre otros, por Matilda Blanco y Paz Cornú.

Sol Pérez en la entrega de los Martín Fierro de Cable (Instagram)

Claro que, a esta altura de las circunstancias, Sol ya está acostumbrada a que critiquen su vestuario, sobre todo, los integrantes de La jaula de la moda (Mágazine). Sin ir más lejos, el los Martín Fierro del año pasado, la defenestraron por un vestido blanco que luego Pampita Ardohain decidió lucir en su programa, para dejar en claro que el modelo no le había gustado a los "especialistas en moda" sólo por quién lo llevaba puesto.

Pero la crítica a su vestuario puede, si se quiere, resultar algo menor frente a lo de verdad grave, que es que algunos la subestimen intelectualmente por no ocultar su silueta debajo de ropa más "tradicional y pacata". Como si, por algún extraño maleficio, una bikini, un vestido con tajo o un escote afectaran el funcionamiento cerebral de las personas...

Varios han sido los enfrentamientos que ha tenido Sol en ese sentido. El último verano, trabajó como panelista del ciclo Gente opinando y tuvo una fuerte discusión con Javier Milei, quien la acusó de no estar "formada" como para dialogar con él. El economista olvidó, quizá, que en simultáneo con su trabajo en los medios, la muchacha ha logrado rendir varias materias de la carrera de Derecho y siempre suele estar bien informada. El caso se paseó por varios programas, hasta llegar a la Justicia con una demanda que Pérez presentó contra el hombre por "daños y perjuicios".

Al mismo tiempo, Sol tuvo una fuerte discusión con quien por entonces era su compañero de panel, David Kavlin, quien sostenía que si una mujer exhibía su cuerpo no se le prestaba atención a lo que decía y que el mensaje era "contradictorio". El postulado enfureció a la joven, quien le retrucó que si no podía prestar atención a lo que decía por ver un escote, entonces era un "pajero".

El año pasado, Sol también había tenido que salir al cruce de Jorge Lanata, quien como respuesta a una pregunta de Marcelo Longobardi en el pase de Radio Mitre sobre a qué se dedicaba la chica, dijo que cuando iba a un aeropuerto y tenía que llenar un formulario con su profesión ponía: "Culo". El comentario, por demás desubicado, tuvo respuesta por parte de la ex participante del Bailando, quien tildó de "machista asqueroso" al periodista.

Sol también ha tenido que lidiar con los prejuicios de las propias mujeres. En su paso por Pampita on line (Telefe), tuvo varias peleas con Barbie Simons, que terminó abandonado el programa, reconociendo que no tenía buena relación con su compañera.

En el mismo tono fue que se la vinculó sentimentalmente con el empresario teatral Guillermo Marín, recién separado de Valeria Archimó, con quien ya viene trabajando hace un par de temporadas y quien producirá la obra en la que trabajará en el próximo verano. La noticia la dio Mariano Caprarola. Y Sol se enojó con él, señalando que era de machista esto de pensar que si conseguía un trabajo importante era porque mantenía una relación con el productor.

Sol Pérez (Foto: Instagram)

La lista sigue. Pero, por suerte, Sol es dueña de un carácter que le permite salir ilesa de estas situaciones. Otra mujer, en su lugar, podría verse afectada frente a tantas descalificaciones. En cambio ella, segura de sí misma y de todo lo que tiene para dar, mantiene su esencia y se muestra dispuesta a seguir batallando contra todo este tipo de prejuicios.




SEGUI LEYENDO...

Menu