SIETE MESES DE PRISIÓN EN SUSPENSO PARA UN SUJETO QUE MANOSEÓ A UNA CHICA EN EL SUBTE

La condena fue confirmada por la Sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal a raíz del episodio en el cual el acusado le tocó la cola a la joven en al menos tres ocasiones y aprovechando un viaje en el subterráneo en hora pico, cuando estaba lleno de pasajeros.

Un hombre fue condenado a sietes meses de prisión en suspenso por haberle tocado la cola en agosto de 2015 a una chica en un vagón de la línea C del subterráneo, "un espacio favorable para quienes buscan autosatisfacción abusando de los cuerpos ajenos".

La condena fue confirmada por la Sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal a raíz del episodio en el cual el acusado le tocó la cola a la joven en al menos tres ocasiones y aprovechando un viaje en el subterráneo en hora pico, cuando estaba lleno de pasajeros.

La aprehensión en su momento del acusado se produjo porque al ser manoseada por última vez cuando bajaba del vagón, la joven se acercó personal de seguridad e identificó al acusado.

El Tribunal Oral Criminal 9 impuso en el juicio oral y público la condena a siete meses de prisión en suspenso por el delito de abuso sexual simple.

El Tribunal tuvo en cuenta que los delitos sexuales ocurren "en circunstancias aprovechadas, elegidas o predispuestas por el autor, fuera de la vista de eventuales testigos, y además, en la mayoría de los casos, la reconstrucción de lo sucedido depende del relato de quien aparece como víctima".

Si bien valoraron que por las "pésimas condiciones de servicio" en los medios de transporte se producen contactos involuntarios, eso es aprovechado como "un espacio favorable para quienes buscan autosatisfacción abusando de los cuerpos ajenos".

La defensa cuestionó la condena porque dijo que la única prueba es la declaración de la víctima, lo que a su entender no era suficiente.

Los jueces Mario Magariños y Alberto Huarte Petite, de la Cámara de Casación, decidieron que debía rechazarse el recurso y confirmar la sentencia.

Aclararon que el tribunal oral no basó su razonamiento probatorio exclusivamente en el testimonio de la damnificada sino que se ponderaron "las características del relato que permitían asignarle un valor elevado de credibilidad".

Además, se relacionaron sus dichos con otros elementos, como las declaraciones de los policías a los cuales acudió la mujer inmediatamente.




SEGUI LEYENDO...

Menu