PISCITELLO: “NO SE PUEDE PONER UN POLICÍA MUNICIPAL EN CADA CUADRA”

El secretario de Gobierno ratificó que este año buscarán ser más rigurosos con las multas para quienes no usen el casco; cuestionó las críticas que vinculan esto a un tema recaudatorio y aseguró que "no hay norma que se pueda sustentar solo en el control".

La muerte de José Luis Galván, de 20 años, elevó ayer la triste estadística de motociclistas fallecidos a causa de accidentes de tránsito en lo que va de 2018 en las calles de San Francisco.

En todos los casos, las víctimas eran jóvenes entre 19 y 25 años que circulaban sin casco a bordo de motocicletas. 

La pérdida de dos vidas jóvenes (la otra, Alfonsina Bordese, de 23 años, fallecida el viernes) en poco más de 48 horas a causa de accidentes volvió a escender la alarma sobre un tema que preocupa a la sociedad y a las autoridades: el no uso del casco. 

Desde el municipio ratificaron que el Ejecutivo enviará en marzo al Concejo Deliberante un proyecto para agravar la sanción económica para quienes reincidan en esta infracción a quienes además de la multa se les retirará la licencia de conducir, por un período que iría de 6 meses a un año de inhabilitación para circular.

 

 

"La falta de casco no es una situación de total responsabilidad del Estado", sostuvo Piscitello

 

 "La sociedad no está 

tomando conciencia"

El secretario de Gobierno, Gustavo Piscitello, expresó ayer a LA VOZ DE SAN JUSTO que "parte de la sociedad no está tomando conciencia sobre la gravedad de la situación derivada por no utilizar el casco, sobre todo los motociclistas jóvenes. Desde el Estado creemos que el Programa Municipal de Cultura Vial debe seguir implementándose como lo venimos llevando adelante. En 2018 vamos a continuar concientizando sobre que el casco salva vidas".

"No hay norma que se pueda sustentar solo en el control. Nosotros hacemos controles en distintos puntos de la ciudad y producto de ello secuestramos más de 1.600 motocicletas el año pasado. De todas maneras, no se puede poner un policía municipal en cada cuadra", dijo.

El funcionario además salió al cruce de aquellos que vinculan la mayor rigurosidad en los controles y las multas a una intención recaudatoria por parte del municipio: "Me niego a reconocer, como afirma parte de la sociedad, que esta situación sea de total responsabilidad del Estado. Absolutamente no. El Estado tiene su parte de responsabilidad pero en nuestro caso, podemos probar lo que estamos haciendo. Creemos que el tema pasa por la toma de conciencia".

Y agregó: "Estoy convencido que a esta parte de la sociedad que lamentablemente no toma conciencia con todas las campañas que llevamos cabo hay que 'atacarla' a través de las sanciones y una de ellas será la suspensión de la licencia. En tanto, será en el Concejo Deliberante donde se discutirá el plazo de esta suspensión".

Agregó sobre el tema que "es una iniciativa del Departamento Ejecutivo que esperamos que cuente con la aprobación de todos los bloques. Nosotros queremos debatir la medida para que salga la mejor norma".

"Lamentablemente, hay que "ajustar por el lado de la sanción. Las multas fueron endurecidas el año pasado y si hay que ir más a fondo, lo vamos a hacer. Ahora bien, más allá de todo lo que hagamos desde el Estado, la gente tiene que entender que no tienen que usar el casco por una obligación, tiene que saber que el casco se debe utilizar porque de lo contrario, te matás. Si no entendemos eso, no hay Estado que soporte ni programa que pueda resistir a esta rebeldía incomprensible de quienes no utilizan el casco al conducir una moto", concluyó Piscitello.




SEGUI LEYENDO...

Menu