LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ SUFREN UNA HISTÓRICA SEQUÍA

En medio de la pandemia de coronavirus (Covid-19), la región turística está afectada por el cierre de represas del lado brasileño.

Las Cataratas del Iguazú viven una de las peores sequías de los últimos años, en medio de la pandemia de coronavirus (Covid-19) que atraviesa al país, debido a que la falta de lluvias en la región y el cierre de represas del lado brasileño provocó una disminución histórica del caudal de agua.

Según describió Sergio Acosta, el Intendente del Parque Nacional Iguazú, "las sequías son cíclicas", pero sorprende el bajo nivel de agua que experimenta el atractivo turístico de Misiones.

El caudal normal es de 1.500 metros cúbicos por segundo. Hoy andamos por los 289 metros cúbicos y estamos muy por debajo del caudal normal", explicó el funcionario, quien puntualizó que la última vez que se habían ocasionado estos registros fue en 2006, cuando se llegó a 300 milímetros.

El paisaje es inédito, por eso, Acosta señaló que se está generando "un material fílmico y fotográfico para mostrar este ciclo de la naturaleza que se ve muy pocas veces".




SEGUI LEYENDO...

Menu