EMPRENDIUN: IDEAS QUE TRANSFORMAN REALIDADES

Jóvenes de distintos puntos de la provincia con proyectos innovadores fueron beneficiados con la línea Emprendiun, del programa Jóvenes del Centenario. A través de la iniciativa de la Agencia Córdoba Joven obtuvieron aportes económicos no reembolsables de hasta 200 mil pesos.

Juan Pablo Tevechio, Lucas Salas y Janet Peirone son algunos de los nombres detrás de los equipos de trabajo de los primeros 50 proyectos innovadores, o de base tecnológica, que ya recibieron la primera cuota de la línea Emprendiun del programa "Jóvenes del Centenario - A 100 años de la Reforma Universitaria".

Los jóvenes, oriundos de Río Cuarto, Córdoba y Villa Carlos Paz -respectivamente-, se presentaron a la convocatoria de la iniciativa de la Agencia Córdoba Joven y, tras haber sido seleccionados por un jurado compuesto por miembros del Estado, las universidades y el ecosistema emprendedor, recibieron un aporte económico no reembolsable de 200 mil pesos que les está permitiendo desarrollar o mejorar ideas surgidas en el marco de sus formación superior.

Días pasados, la presidenta de la Agencia Córdoba Joven, Julieta Rinaldi, junto a miembros de su equipo de trabajo, visitó a estos emprendedores en sus contextos de trabajo y conoció más a fondo la valiosa tarea que llevan adelante estos profesionales, y futuros profesionales, que se identificaron con distintas problemáticas sociales y pensaron en soluciones creativas para cada una de ellas.

Plasticar es el proyecto que lleva adelante Juan Pablo, junto a tres compañeros de Arquitectura que estudian en la Universidad de Mendoza, con sede en Río Cuarto. Su objetivo es crear un sistema para reciclar plástico que permita convertirlo en material que reemplace los materiales tradicionales de la construcción. Este material abarata los costos de la construcción y contribuye con el cuidado del ambiente.

Con el aporte económico recibido, trabajaron en el desarrollo de la primera máquina que tritura el plástico y comenzaron a utilizar una máquina extrusora que permite fabricar objetos con formas, colores y características de gran variedad, en este caso ladrillos y baldosas.

Lucas y sus compañeros llevan adelante el proyecto Caecus. La propuesta consta de lentes especiales que brindan nuevas posibilidades a personas ciegas o con capacidad visual disminuida, ya que cuentan con sensores que los ayudan a manejarse en entornos conocidos y desconocidos. Es una solución tecnológica basada en hardware y software, pensada sobre la base de las necesidades que presenta esta población para que sirvan de ayuda a la movilidad independiente; que aporten vías simples de solicitudes de asistencia; y colaboren con la autonomía e inserción laboral de personas con estas dificultades.

Concretamente, se trata de una plataforma de servicios compuesta por una página web, un dispositivo hardware integrado a lentes para la detección ultrasónica de objetos, y dos aplicaciones para smartphones que funcionan en conjunto para brindar asistencia a sus usuarios.

La Agencia Córdoba Joven, además, se sumó a la campaña para obtener teléfonos celulares en desuso, colocando una urna en su sede de Córdoba capital. Los teléfonos son utilizados como parte de la tecnología que se usa para hacer funcionar el sistema. Quienes deseen sumarse -y colaborar con este valioso emprendimiento tecnológico- pueden depositar sus equipos viejos a la mesa de entradas de la sede central, ubicada en ubicada en Hipólito Yrigoyen 494 (Nueva Córdoba).

Janet Peirone tiene 27 años, es oriunda de Villa Carlos Paz y recientemente egresó de la carrera de Ingeniería Biomédica, de la Universidad Nacional de Córdoba. Su proyecto surgió como proyecto de tesis para su carrera de grado. Consta de una audiométrica (el aparato que hace las audiometrías) conectada a una computadora que brinda asistencia a un profesional fonoaudiólogo a través de un software (Asiste), creado por ella y sus compañero de equipo. El aparato recibe las mediciones, hace un diagnóstico patológico hipoacústico, y el software hace el estudio y ayuda a la toma de decisiones en el diagnóstico.

Con la primera cuota de la línea Emprendiun logró comprar auriculares especiales para mejorar la tecnología que ya poseía, un nuevo vibrador óseo, una computadora portátil y una impresora 3D con la que está trabajando en la creación de nuevas placas de sonido. Cuando reciba la segunda cuota, Janet trabajará en la optimización de las nuevas placas de sonido, también de su creación.

Inteligencia artificial y algoritmos

El proyecto se llama David. Está orientado a personas con dificultades motrices o de comunicación. Su creador, Federico León, tiene 31 años y es un reciente egresado de la carrera Ingeniería en Software, de la Universidad Empresarial Siglo 21.

David es un sistema de información que hace uso de inteligencia artificial y algoritmos -procesados a través de una Machine Learning- que captura e interpreta ondas cerebrales para controlar distintos dispositivos con la mente.

"Básicamente, lo que hace es capturar ondas cerebrales, las filtra e interpreta para generar acciones",dice Federico, y agrega: "La primera parte del proceso es enseñarle al sistema a interpretar esas ondas. Por ejemplo, una persona se coloca el ´headset´ (el dispositivo que capta las señales del cerebro) y piensa en una acción. La máquina interpreta esa señal y ejecuta la acción solicitada por la persona", explica.

Con la primera cuota del aporte de Emprendiun, Federico mejoró toda la tecnología y preparó un código de software que le permitiera funcionar con cualquier tipo de headset. Cuando reciba la segunda cuota, comprará nuevos sensores (electrodos) que permitan conseguir mayor precisión en la señal que captan.

Nuevos beneficiarios

Veinticinco nuevas iniciativas fueron seleccionadas -de entre 206 postuladas en la segunda convocatoria de la línea Emprendiun- por un comité evaluador conformado por Guillermo Oliva (UTN-FRC), Juan Ingrassia (ecosistema emprendedor), Gonzalo Valenci (Agencia Córdoba Innovar y Emprender), Leandro Carbello (UNC) y Pablo De Chiara (MICyM). Los proyectos -que obtendrán un aliciente económico no reembolsable de 200 mil pesos-  abarcan desde fabricación de biogás hasta la utilización de drones para uso de agrimensores. También hay aplicaciones con métodos de comunicación para personas con discapacidad; servicio de cuidado de niños y padres; y una videoteca con filmografía adaptada para personas con discapacidad visual y/o auditiva.

Los jóvenes son oriundos de distintas localidades de la provincia tales como Mendiolaza, Marcos Juárez, Unquillo, Arroyito, Villa Allende, Villa del Rosario, Villa María, Río Cuarto, Oncativo, Córdoba y muchos más.

Cabe recordar que la iniciativa Emprendiun es llevada adelante, de forma conjunta, con el Ministerio de Industria, Comercio y Minería, del Gobierno de Córdoba.

Los 25 nuevos proyectos se suman a los 50 ya otorgados en junio pasado, arrojando una inversión total de 15 millones de pesos en 2018.

 




SEGUI LEYENDO...

Menu