DE ROSSI: "UNA PARTE DE MI CORAZÓN SE QUEDA EN BOCA"

El mediocampista italiano confirmó que dejará la actividad profesional y se va del "Xeneize" para estar cerca de su hija.

Daniele De Rossi, el volante italiano que llegó a Boca la temporada pasada y que jugó muy poco en el equipo "Xeneize", confirmó este lunes su retiro del fútbol profesional y expresó que "una parte" de su corazón se quedará en el club.

"Tengo necesidad de acercarme a mi hija que vive en Italia, me extraña y la extraño, no hay otro tipo de problema, ni con (Juan Román) Riquelme ni con nadie. La nueva dirigencia trató de convencerme, pero la decisión es definitiva. No pensaba que podía amar a otro club que no sea Roma, una parte de mi corazón se queda en Boca", dijo De Rossi en conferencia de prensa desde La Bombonera, acompañado por el presidente Jorge Ameal.

De Rossi, de 36 años, aseguró que la dirigencia le ofreció "tiempo y ayuda" con la idea de retenerlo un tiempo más, pero fue en vano.

"Me despido de un club que entró en mi corazón y me despido de toda mi vida. Tengo 36 años, iba a pasar en junio o en diciembre", indicó muy emocionado el ex-Roma de Italia.

"Mi hija mayor es la única que se quedó en Roma. A los 14 años necesita de su padre cerca, no tiene problemas, nada la pone en peligro, solo tengo que acercarme. Seguro trabajaré en el fútbol, en Italia, pero cerca de ella", apuntó el exvolante del seleccionado italiano, donde jugó 117 partidos, marcó 21 goles y se consagró campeón del mundo en Alemania 2006.

En cuanto a su futuro, dijo que "voy a descubrir lo que voy a hacer. Veré cómo evoluciona mi vida sin el fútbol. Tengo el deseo de ser entrenador, de aprender cosas en este mundo, tendré algunos meses de vacaciones y creo que lo voy a disfrutar, estando cerca del mundo. No me voy a alejar mucho del mundo del fútbol, seré dirigente o utilero".

El ídolo de Roma de Italia, donde disputó 616 encuentros, precisó que su aventura en Boca "fue mágica" y que consideró "respetuoso" dar a conocer esta decisión en público, ante la prensa.

"Le agradezco a la dirigencia, al presidente de entonces, (Daniel) Angelici, a Nicolás Burdisso que tuvo un rol especial. No me gusta vender humo, como dicen acá, pero sigo siendo parte de Boca, para siempre. El destino nos juntará. Volveré, miraré partidos de Boca, encontré gente que hizo mágica mi llegada acá, no lo olvidaré", apuntó De Rossi.

 

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu