APUNTA A LA SÉPTIMA

El piloto español Marc Márquez (Honda) buscará este fin de semana su séptima victoria consecutiva en el Gran Premio de las Américas de MotoGP en Austin, así como ampliar su ventaja en el Mundial sobre su máximo perseguidor, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati).

Márquez está invicto en una de sus pistas favoritas desde 2013, cuando debutó en el asfalto texano con Honda.

"El Circuito de las Américas es uno de mis favoritos. Esas pistas en las que se gira en el sentido opuesto a las agujas del reloj parece que se adaptan siempre mejor a mi estilo de pilotaje", señaló el español antes de la tercera carrera del campeonato tras las disputadas en Catar y Argentina.

A pesar de su amplio favoritismo, Márquez ya sabe que todo puede cambiar en Texas en cuestión de segundos. Y es que el año pasado, tras firmar la pole position, fue penalizado con tres lugares en la parrilla de salida por molestar a su compatriota Maverick Viñales pero, ya en la carrera, tomó la cabeza en la primera vuelta y ya nunca la soltó.

Por su parte, Dovizioso, cuatro puntos por detrás de Márquez en el Mundial luego de su triunfo en Catar y de acabar tercero en las Termas de Río Hondo, nunca se ha sentido cómodo en Austin, donde su mejor resultado es un segundo puesto en 2015.

En la última edición fue octavo. "Nuestro objetivo en Austin es subir de nuevo al podio, lo que sería ya casi como una victoria para nosotros", explicó el italiano, subrayando que la pista estadounidense "no es la mejor" para su Ducati.

En Argentina, "Dovi" cedió la segunda plaza a su compatriota Valentino Rossi (Yamaha) en la última vuelta. A sus 40 años, el legendario piloto sigue demostrando que aún tiene cuerda para rato.




SEGUI LEYENDO...

Menu